Donativos

 

Eternamente agradecidos

 

A los que hacen nacer el amor y la esperanza en mí.
A los que dan su tiempo, su dinero y trabajan desinteresadamente
Y en silencio para que uno o muchos estén bien.
A los que sienten el sufrimiento, el dolor, y la angustia del prójimo.

A los que aman sin importarles la raza, ni el color de la piel.
A los que aman a quienes piensan distinto,
Hablan otra lengua o vienen de lejos.

Pero esforzaos vosotros, y no desfallezcan vuestras manos, pues hay recompensa para vuestra obra. 2da Crónicas 15:7

Vs: 34 porque tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis;

Vs: 35 estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel y vinisteis a mí. San mateo 25.

Eternamente agradecidos, en nombre de todos aquellos que quisieran recompensarles, pero no pueden.

 

Anita de Jansson